jueves, 4 de diciembre de 2008

*IMAGINE*, de John Lennon, y el rol docente

IMAGINE
by John Lennon


Imagine there's no heaven.
It's easy if you try.
No hell below us,
Above us, only sky.
Imagine all the people
Living for today.

Imagine there's no countries.
It isn't hard to do.
Nothing to kill or die for,
And no religion too.
Imagine all the people
Living life in peace.

You may say I'm a dreamer
But I'm not the only one.
I hope someday you'll join us
And the world will be as one.

Imagine no possessions.
I wonder if you can.
No need for greed or hunger.
A brotherhood of man.
Imagine all the people
Sharing all the world.

You may say I'm a dreamer
But I'm not the only one.
I hope someday you'll join us
And the world will live as one.


El rol y la vocación docente con pocas canciones puede identificarse tan rápidamente como con “Imagine”, la obra magna de John Lennon. Un periodista político-económico progre, melómano él, especialista en Mozart y Beethoven, compara “Imagine” con la “9na Sinfonía” del maestro inmortal de Bonn. Y ciertamente nos es muy difícil no identificarnos con el mundo utópico que Lennon nos invita a soñar, a imaginar…

Porque pueden decir que somos soñadores, pero no somos los únicos. Nos gusta pensar que es posible un mundo “ateo”, como diría el nobel portugués José Saramago, donde no hubiera Infierno ni Paraíso, y la gente simplemente viviera el presente. Un mundo donde la división política entre países (y a interior mismo de los países) no existiera, donde no hubiera nada por lo que morir o matar. Un mundo donde vivir en Paz. Un utópico, un mundo perfecto sin posesión, codicia ni hambre. Un mundo de hermandad y cooperación…

Como futuros docentes y educadores, tomando las viejas banderas que los posmodernos abandonaron, las banderas que luchaban contra las mentiras de la modernidad, inspirándonos en reproductivistas (aquellos que pensaban que la escuela sólo reproducía el conocimiento que le era funcional a la clase dominante, expresada en el mismo Estado, como su Aparato Ideológico máximo y más eficiente, en palabras de Louis Althusser) como John Lennon, debemos luchar por un mundo mejor. ¿Qué otro objetivo tiene el docente que no sea la lucha por un mundo mejor?

Ninguno tan verdadero. Ninguno tan necesario.


Mat Elefzerakis

1 comentario:

MACARENA dijo...

Hola! Gracias por tus felicitaciones y disculpà si me tomè mi tiempo para responder...
Ya sè còmo es esto (digo, lo de la poca prensa que se le da a este tipo de cosas y bla bla)...Pero en definitiva escribo porque me gusta y me salva un poco algunas veces; no por el reconocimiento. Asì que supongo que puedo seguir viviendo con eso a cuestas jaja.
Que sigas bien, Maca.